art+sound-artium

Información acerca de los conciertos mensuales, Art+sound, en el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo ARTIUM

06 octubre 2011

Próximo concierto: THE BRONTËS - SÁBADO, 8 de octubre, 22:00

Próximo concierto: THE BRONTËS
PRESENTACIÓN DE SU NUEVO TRABAJO: "Vender la sombra"
Sábado 8 de octubre - 22:00, tras la inauguración general de exposiciones de ARTIUM
Sala PLAZA


Etiquetas:

29 septiembre 2011

EL CORREO: "Me cuesta más hacer canciones en castellano"

"Me cuesta más hacer canciones en castellano"





19.10.10



N. ARTUNDO / VITORIA





Tres, eran tres. Y lo siguen siendo, aunque tras la marcha «por temas personales» del batería Iñaki, The Brontës son Daniel M. Arrizabalaga, a las baquetas, Raúl Rama (guitarras y voces) e Iñaki Calzada, al bajo. «Ha sido divertido, casi como empezar de nuevo. Ahora mismo, estamos felices», indica el cantante.



También eran tres sus álbumes. Después de su maqueta 'First', llegaron 'Moontime (1999), 'Mary & Jim' (2003) y 'Ways to Nowhere', grabado hace un lustro. Ahora, el trío vitoriano tiene ya en proceso su nuevo disco, que introduce un cambio con respecto a su trayectoria. Y es que las letras en inglés dan paso a temas en castellano.





«Hemos ido haciendo canciones en castellano durante estos últimos años y cuando hemos tenido los temas necesarios, las hemos grabado. No íbamos a dejar de tocarlas en directo sólo por no haberlas publicado, así que hemos ido mezclando el repertorio viejo con el que saldrá en el próximo disco», explica Rama.



El vocalista y compositor señala que el inglés no era el único vehículo posible para los temas. Lo que sucedía era otra cosa. «Creo que fue hacia 2007 cuando me propuse hacer una canción en castellano. Me gusta, pero no podía hacer canciones. Me costó como dos meses hacer la letra, pero es lo que me pasa con el castellano», confiesa el músico vitoriano.




Éste fue el principio de una nueva línea de trabajo. «Luego, fueron saliendo más y se las enseñé al grupo. Les parecieron bien, 'no cantaban' demasiado, así que nos lanzamos a hacerlo todo en castellano, en principio. Igual sale alguna canción en inglés, pero vamos», comenta.




Álbum en mezclas





La elaboración del nuevo disco está en marcha. «Creíamos que iba a ser más sencillo. Contactamos con Txap (Carlos Osinaga), que toca en Lisabö y tiene un estudio en Bonberenea, en Tolosa. Lo que pasa es que tiene mogollón de novias, está en muchos tinglados a la vez. En principio, teníamos fecha para grabar en noviembre de este año, pero nos dijo que tenía un hueco en junio. Pensamos que mejor hacerlo cuanto antes, así los temas están más frescos», razona el guitarrista.




Pero ahora el caballo de batalla de Raúl Rama y sus compañeros son las mezclas de los temas. «Creo que Txap las hace en su casa, en Irún y con todo el trabajo que tiene no está con ellas de continuo. Y nosotros no podemos desplazarnos constantemente. Quedamos en hacerlo poco a poco y que nos mandase pruebas. Se ha retrasado, porque las primeras mezclas no nos convencían, y creo que esta misma semana nos enviará algo».




El álbum llevará por título 'Vender la sombra'. «Es el título de una canción, y lo elegimos hace mogollón de tiempo. Es un tema que nos ha gustado mucho desde el principio, de los primeros en castellano, y pienso que puede ser un fiel reflejo del disco».




Con el nuevo trabajo, se cumplen quince años de trayectoria de The Brontës. «Hemos tenido altibajos, pero creo que ha sido muy positivo. No lo hemos tomado como algo para llegar a algún sitio, sino como lo que es: tres personas pasándolo bien, tocando y compartiendo una música».




En todo este tiempo, la diéresis del nombre «nos la han puesto más en la 'o' que en la 'e', hasta pensamos en cambiarlo nosotros», comenta Rama en tono jocoso. «Nos han llamado de todo: los Brotes, los Bronters y hasta Los Broncas. De todo».





Etiquetas: ,

DIARIO VASCO: Un concierto de The Brontës abrirá la temporada expositiva de Artium


Un concierto de The Brontës abrirá la temporada expositiva de ARTIUM


El trío gasteiztarra presentará en la sala Plaza "Vender la sombra", su último trabajo


29.09.2011


EDURNE PALOS - VITORIA.





El próximo sábado 8 de octubre, el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo de Gasteiz inaugurará la nueva temporada expositiva y para celebrarlo, el grupo The Brontës ofrecerá un concierto.




A partir de las 22.00 horas, la banda alavesa tomará la sala Plaza de Artium para deleitar a los asistentes con la mezcla de rock y pop que tanto les caracteriza. Iñaki Calzada (bajo), Dani M. Arrizabalaga (batería) y Raúl Rama García (vocal, guitarra y compositor) no dudarán en mostrar su visión amateur de la música, lo que les ha llevado a convertirse en uno de los grupos más prometedores del panorama musical independiente.




Después de su exitosa participación en el Festival Ebrovisión, el trío presentará en la capital alavesa 'Vender la sombra', su último trabajo y el primero cantado en castellano (los otros tres son en inglés), que ve la luz tras cuatro años sin publicar ningún álbum, tiempo en el que han estado dando conciertos. Se trata, según la crítica, de un disco más heterogéneo, con cortes de tendencia pop y con letras pegadizas.




En cuanto a su estilo, The Brontës se define como pop-rock intenso, alejándose siempre de las modas, y se considera a sí mismo como amateur puesto que detrás de él hay una vida con sus correspondientes trabajos y no buscan «vivir de la música». En 1998 consiguieron el primer premio en el concurso nacional Imaginarock con su primer trabajo maquetado First y con él grabaron su primer álbum y el que les dio a conocer: 'Moon Time'. Más tarde vinieron 'Mary and Jim' y 'Ways To nowhere' en 2006 con el que obtuvieron gran aceptación entre el público de música independiente.

Etiquetas: ,

THE BRONTËS: Lovers Anyway








THE BRONTËS: “Lovers Anyway”


Etiquetas: ,

THE BRONTËS: "Mournful Mary"





Mournful Mary


Etiquetas: ,

Próximo concierto: THE BRONTËS. Sábado, 8 de octubre, 22:00



El grupo The Brontës tocará en la apertura de la nueva temporada de exposiciones de ARTIUM



septiembre 22, 2011




El trio vitoriano mostrará en directo su último trabajo Vender la sombra



Concierto de inauguración de nuevas exposiciones. The Brontës
Sábado 8 de octubre, 22.00 horas. Sala Plaza
Entrada gratuita
Más información Videoclip (Se terminó la suerte) The Brontës myspace The Brontës están en Facebook Nota de prensa (pdf)



ARTIUM, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo de Vitoria-Gasteiz, ofrecerá un concierto de The Brontës debido a la inauguración de la nueva temporada de exposiciones el sábado 8 de octubre. El grupo alavés tocará a las 22.00 horas en la sala Plaza y la entrada será gratuita. Su música se describe como una mezcla de rock y pop y su visión amateur de la música hace que sea uno de los grupos más prometedores del panorama musical independiente. Tras cuatro años sin publicar un álbum The Brontës presentará en ARTIUM, después de su exitosa participación en el Festival Ebrovisión, su último trabajo Vender la sombra, el primero cantado en castellano.



El sábado 8 de octubre a las 22.00 horas el grupo The Brontës acompañará la inauguración de la nueva temporada de exposiciones en ARTIUM. El trío nació en Vitoria-Gasteiz en 1995 y está formado por Iñaki Calzada (bajo), Dani M. Arrizabalaga (batería) y Raúl Rama García (vocal, guitarra y compositor). El estilo The Brontës se define como pop-rock intenso, alejándose siempre de las modas, y el grupo se considera a sí mismo como amateur puesto que detrás de él hay una vida con sus correspondientes trabajos y no buscan “vivir de la música”.



En 1998 consiguieron el primer premio en el concurso nacional Imaginarock con su primer trabajo maquetado First y con él grabaron su primer álbum y el que les dio a conocer, Moon Time. Más tarde vinieron Mary and Jim y Ways To nowhere en 2006 con el que obtuvieron gran aceptación entre el público de música independiente.



Tras cuatro años sin publicar ningún disco acaban de sacar Vender la sombra, el primero cantado en castellano –los otros tres son en inglés– y que presentarán en ARTIUM. Según la crítica es un disco más heterogéneo, con cortes de tendencia pop y con letras pegadizas.



ARTIUM abre su nueva temporada con cinco exposiciones: En cuatro movimientos, sobre Esther Ferrer, una de las importantes performers internacionales y quien además realizará una performance el viernes 7 de octubre a las 17.30 horas; Paperophanies, un proyecto de Jenny Marketou que se enmarca en el programa Praxis; Estancias. Prácticas restituyentes sobre la Colección ARTIUM, un proyecto de la Colección ARTIUM y que analiza las propias estrategias de creación de una colección; Luz adentro, una escogida representación de las últimas obras de Carmelo Ortiz de Elgea y José Luis Zumeta; Álava, escenario artístico contemporáneo, una exposición bibliográfica que se centra en el territorio de Álava como fuente de inspiración para artistas, escritores, músicos y cineastas; y Catástrofes, exposición pedagógica que trata de reflexionar sobre el concepto de catástrofe en la sociedad contemporánea.

Etiquetas:

02 agosto 2011

Entrevista con MARONDA

ENTREVISTA MARONDA

Pablo Maronda y Marc Greenwood son dos valencianos que se han juntado para sacar un disco, El fin del mundo en mapas, en el que se narran el desamor y las desventuras de una forma un tanto trágica, directa y con un sentimiento de lucha hacia adelante. Pese a que Marc es el bajista de los conocidos La Habitación Roja, Maronda se desmarcan desde su primer disco de tener una etiqueta concreta e incluyen en su sonido la época dorada de los dúos masculinos de los 60 hasta los toques folk de guitarras de la costa oeste norteamericana.

- El fin del mundo en mapas es vuestro primer disco. ¿Qué destino señalaríais en el mapa para interpretarlo en directo?

Pablo- Alguna isla del Mediterráneo despoblada, una especie de Menorca que no sea como la de ahora.

Marc- Algún lugar en el que ser feliz y nadie te moleste.

- El álbum relata por capítulos emociones y sentimientos encontrados ¿cuál es para vosotros la canción más dura?

Pablo- Probablemente Los novios de Belmez o La Roma imperial.

- Estáis en pleno proceso de grabación del videoclip de Los novios de Belmez, ¿qué es lo que queréis transmitir en el clip?

Pablo- Nos queda una secuencia por grabar y está quedando muy estilo serie b. Lo hemos hecho entre el novio de mi hermana y yo, al igual que el de Cambiada. Los clips los hacemos nosotros, porque estamos pensando en hacer cortos y cosas así, por lo que estamos ahora metiéndonos un poco en el rollito audiovisual.

- ¿Hacia dónde creéis que os está llevando este viaje musical?

Pablo- Pues no lo sé, de momento a tocar por aquí que estamos muy bien. Hasta donde vaya saliendo, esa es la idea.

Marc- Nos dejamos llevar y la intención es pasárselo bien.

-¿Cómo ha sido el proceso de formaros como dúo, viniendo Pablo de tocar en solitario y Marc siendo el bajista de La habitación roja?

Marc- Primero nos hicimos amigos y el hacía canciones el solo con la guitarra en directo, no tenía grupo nunca. Le fui diciendo que se viniera a mi casa a grabar y al final con el paso del tiempo vino un día, hicimos una canción y ya surgió todo. La canción que grabamos ese primer día es La Roma imperial y parte de la canción en el álbum es de esa primera toma de contacto entre los dos.

- ¿De qué manera os beneficia o perjudica ser dúo?

Marc- Yo solo encuentro beneficios.

Pablo- Muchos de los grupos que me gustan son dúos como Peter&Gordon, Simon&Garfunkel, The Last shadow puppets...

Marc- Yo pienso que está muy bien, porque Pablo y yo nos llevamos genial. Me imagino que si haces un dúo con alguien con quien no tienes confianza o no te cae muy bien sería complicadísimo que eso llegara a buen puerto.

- ¿Ha sido complicado el proceso de cohesionar las letras de Pablo con la música y que Marc se sintiera identificado con ellas?

Marc- Ha ido todo fluyendo, a mí las letras me encantan y me siento identificado con ellas.

Pablo- Las letras y las canciones las he ido haciendo yo, menos una prácticamente le he llevado todas casi completas a el y luego íbamos añadiendo más cosas o íbamos mirando producción. Marc iba haciendo arreglos o llevando las canciones por otros derroteros y eso ha sido un poco el proceso en conjunto.

- Uno de vosotros tiene un blog de cuentos reducidos, “La violencia consentida” ¿os sentís muy ligados a la literatura?

Pablo- A según qué tipo de literatura si y de cierta manera también está unida a la cultura pop. A mi me gustan otras disciplinas que no son solo la música y tampoco tiene que estar todo necesariamente relacionado, que lo que hago en el blog tira más hacia el rollo Ultraviolencia (Miguel Noguera). Lo que hago en el disco es algo más naif, más pop.

- ¿Qué te sale de manera más espontánea, los cuentos o las canciones?

Pablo- Eso depende un poco del día, ya que hay veces que estoy más por escribir, yo en casa voy haciendo cositas a lo largo del día y hay días que hago otras.

Marc- Pablo es muy productivo, lo suyo es un no parar.

Pablo- Sí, es como un curro que como estás en casa pues lo vas haciendo. Lo coges a ratos y van saliendo cosillas. El blog, por ejemplo es muy breve, no actualizo mucho. Antes hacía un montón de relatos largos, que subía al fotolog, luego los quité y ahora estoy mirando a ver si los edito.

- ¿Qué escritores o figuras artísticas os han inspirado a la hora de crear el disco?

Pablo- En cuanto, a literatura norteamericana Philip Roth me gusta mucho e igual hay un poco de él en El nobel de la bondad y en La Roma imperial; en el plano un poco agresivo.

Y en cuanto a la influencia de músicos en las letras, igual Morrisey de la primera época de los Smiths, los Family o Dylan. En realidad, un poco de todo y por ejemplo de Belle&Sebastian también me gusta mucho su forma de hacer letras, pero tampoco se si se nota una influencia final o algo por el estilo.

- Continuando con las influencias musicales, vuestro disco es heterogéneo desde Los Brincos, hasta los Pixies o Wilco entre otros... ¿cuál de todas las comparaciones que os han hecho os ha hecho especial ilusión u os ha parecido la más acertada?

Marc- Cuando nos dijeron que nos parecíamos a los Smiths.

Pablo- Como nos gustan un montón de cosas, cualquier referente que nos agrade y que la gente vea ecos pues nos parece algo guay.

- ¿No os aburre tanta clasificación?

Pablo- Sí, pero es inevitable también la gente necesita referencias.

Marc- Hemos hecho un disco que cada canción es de un padre y una madre, entonces de ahí se pueden sacar muchas cosas.

- ¿Cuál creéis que puede ser la receta para mantenerse como grupo en el futuro?

Marc- Disfrutar.

Pablo- Seguir como hasta ahora haciendo las cosas que nos gustan con la frecuencia que nos hemos impuesto en el ritmo de trabajo, que es cuando nos apetece y cada vez que los dos tenemos tiempo; y ya está.

Marc- El objetivo está claro que no es forrarse y aparte, nunca te forras así.

- Se os está considerando grupo revelación. ¿Qué álbum debut reciente es el que más os gusta?

Pablo- En cuanto a los grupos nacionales me gusta mucho Betunizer con un disco que sacó el año pasado, y Mujeres también me gusta.

- Bueno, Mujeres ya llevan un tiempo dando guerra...

Pablo- La verdad es que sí, pero yo los descubrí hace poco y para mí son un grupo como de ahora, no les había escuchado anteriormente. Respecto a los internacionales me gustan Miles Kane, aunque hace tiempo que no me sorprende mucho lo que viene de fuera.

- Si tuvierais que seleccionar un grupo o artista para que actuara en un museo ¿a quién elegiríais?

Marc- A Neil Young, porque me gustaría verlo en cualquier sitio y lo conseguí en el Primavera Sound.

Pablo- Dentro de lo imposible me gustaría ver a Miles Davis y dentro de lo posible a Flaming Lips, que los vi en un Summercase, pero iba un poco perjudicado y no me enteré de mucho.


Elena Echave

Etiquetas: , ,

27 julio 2011

Próximo concierto: MARONDA. Viernes 29 julio 22:00

Viernes 29 julio 22:00
ARTIUM - "Al caer la noche" (Plaza exterior)

Etiquetas: ,

Video de MARONDA - "Cambiada"

Etiquetas: ,

MARONDA en Europa Press


Maronda es el nuevo proyecto de Marc Greenwood, miembro de La Habitación Roja, junto a Pablo Maronda. Como dúo ambos afrontan esta experiencia que ya tiene un disco en la calle, 'El Fin del Mundo en Mapas', en el que aglutinan todo tipo de influencias. Porque para ellos, "el pop es un suma y sigue sin fin". "Es imposible desdeñar a Vainica Doble, Joy Division, Monochrome Set o Animal Collective", sentencia Pablo.

En una entrevista con Europa Press, Marc agrega que todo lo que escuchan se refleja en sus canciones debido al "efecto esponja" que tiene el pop. Y en este debut hay, efectivamente, muchas referencias, que oscilan entre los sonidos de armonías y guitarras eléctricas de la costa oeste y el folk americano, aunque también miran hacia el pasado del pop español.

En 'El Fin del Mundo en Mapas', álbum en el que también participan en directo Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible), se aprecian influencias nada menos que de Los Brincos, The Byrds, Pixies, Phil Spector, Tindersticks, Los Secretos, Nacha Pop, Radio Futura, Velvet Underground, Jesus and Mary Chain o Gabinete Caligari.

Pablo concreta un poquito más y apunta directamente a "la vía abierta por los Byrds en su última etapa, el inmenso Gram Parsons y el country cósmico de los Flying Burrito Brothers". Más cercanos en el tiempo, se miran en formaciones como Wilco o Beachwood Sparks.

Una vez aclaradas las pautas estilísticas, Marc explica que el disco se ha construido de una "forma totalmente inusual, comenzando a veces las canciones por el tejado". "El prolífico Pablo viene a casa, coge la guitarra y me toca dos o tres canciones, yo elijo la que me hace más gracia en ese momento y empiezo a pensar en la base rítmica, una vez la tengo, empezamos a grabar", señala.

MARONDA TIENE "CANCIONES PARA RATO"

A este respecto Pablo subraya que el proceso de grabación ha tenido lugar "en casa, con unas cervezas, escuchando disco" y completamente a su "bola". Marc ahonda al asegurar que han hecho lo que han querido "en todo momento" y no se han puesto "limitaciones". Tan bien se lo han pasado que ya adelantan su intención de dar continuidad al proyecto, pues, según Pablo, "hay canciones para rato".

¿Y goza de buena salud la música indie en España? Pablo reflexiona: "Depende de lo que consideremos como tal. Hay muchos grupos metidos en esa etiqueta que no me convencen, del mismo modo que hay gente que considera a Alejandro Sanz flamenco y a mi me parece absolutamente demencial meterlo en el mismo saco que Morente o Camarón".

A su juicio, "siempre ha habido gente que ha hecho cosas al margen del mainstream". "¿Compensa ser de izquierdas en pleno auge del neoliberalismo? Eso depende de cada uno. El éxito es llegar a casa con la conciencia tranquila, sabiendo que estás dedicando tu tiempo a algo que te apasiona y en lo que crees", plantea.

Por su parte, Marc asegura que fenómenos como Vetusta Morla o Love of Lesbian dejan claro que "ya no existen tantas diferencias entre mainstream e indie", tal vez porque "la crisis de la industria discográfica ha dejado a todos al mismo nivel, a ras de suelo". "Ya no hay muchos medios de comunicación que apoyen la música nueva, sólo suenan 'greatest hits' y cosas así. Es obvio que la música no interesa", critica.

Finalmente, Marc avanza que su grupo matriz, La Habitación Roja, en el que por supuesto continuará, está en un "gran momento" y en otoño entrarán "a grabar nuevo disco para el año que viene", al tiempo que afirma que lo que están preparando le "gusta mucho". Pero antes, Maronda se presentarán en directo el 18 de junio en la Sala El Loco de Valencia.

http://www.europapress.es/cultura/musica-00129/noticia-maronda-imposible-desdenar-vainica-doble-joy-division-animal-collective-20110529180305.html

Etiquetas: ,

MARONDA: "El fin del mundo en mapas"


El grupo

Maronda es el proyecto musical de Pablo Maronda (Valencia, 1978) y Marc Greenwood (Valencia, 1980), bajista de La Habitación Roja.

A ellos se unen en directo Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible). Los grupos de guitarras de la costa oeste y el Fol. americano, son las referencias capitales de un dúo que también mira hacia el pasado del pop español.

El disco

Grabado a caballo entre casa de Marc Greenwood y el estudio de Dani Cardona, entre febrero de 2009 y agosto de 2010, “El Fin Del Mundo En Mapas” es el diario de una catástrofe: los indicios dispersos de una tragedia irreversible, los mapas del naufragio –emocional e ideológico- de una protagonista omnisciente, que analiza su vida al final del trayecto. Y descubre que es casi como volver al principio: el verdadero Apocalipsis es que no estamos muertos y todo empieza una y otra vez, sin posibilidad de redención. Pero “EFDMEM” es también la clave para llegar hasta el final de la tierra. El fin del mundo que la Antigüedad imaginaba en grabados y relatos, como un abismo fabuloso donde el mar se vertía en el tapiz negro del cosmos, y que “buscaron” en los libros de baratillo decimonónico, los relatos avanzados a su tiempo de Julio Verne, H.P.Lovecraft o Robert Louis Stevenson.

Un disco con ecos a Los Brincos, Byrds, Pixies, Smiths, Phil Spector, Jesús And Mary Chain, Richard Harley, Tindersticks o Nacha Popo, Velvet Underground, Family o Décima Víctima. Estos son solo algunos de los nombres que te vienen a la mente cuando oyes sus riffs, arreglos o melodías.

Etiquetas: ,

Entrevista con MARONDA en "efe eme"


El dúo formado por Pablo Maronda y Marc Greenwood (La Habitación Roja) debuta con “El fin del mundo en mapas”, un tratado de pop atemporal, sin fecha de caducidad ni contraindicaciones, que apuesta por desmarcarse de la corriente general y destaca por su certero talento melódico y la elaboración de las letras. Eduardo Guillot se encarga de las presentaciones.

Texto: EDUARDO GUILLOT.
Ha surgido de la nada, y no se le conoce experiencia previa en grupos, pero el valenciano Pablo Maronda lleva años escribiendo canciones. Ahora ha reunido algunas de ellas en “El fin del mundo en mapas”, un disco debut que presenta en sociedad al dúo que comparte con Marc Greenwood (La Habitación Roja), y que se convierte por derecho propio en una de las revelaciones de la temporada. Pop luminoso, acompañado de letras elaboradas, arreglos inteligentes y coros deliciosos, que reclama el espacio que merece su talento en una escena saturada de propuestas vulgares y anodinas. Denle una oportunidad, no se arrepentirán.

Como era de esperar, y aunque el grupo lleva tu apellido, eres el vocalista y las canciones son tuyas, en la mayoría de medios se habla del “grupo paralelo de Marc Greenwood, de La Habitación Roja”. ¿Lo tienes asumido?

La verdad es que eso está pasando, pero es inevitable, aunque hemos hecho una hoja de promoción que lo deja claro. Canto yo, Pablo Maronda, pero me parece que va a ser cuestión de tiempo que la gente lo entienda. El otro día, en Radio 3, pusieron el disco y dijeron que era el grupo de Marc, de La Habitación Roja.

La lectura positiva es que su presencia llama la atención y abre puertas, ¿no?
Desde ese punto de vista me parece bien, pero no sé si realmente hacemos algo que tenga que ver con La Habitación Roja. Este tipo de cosas es inevitable al principio. Luego, o lo asimilarán o se quedarán con la idea equivocada, pero eso es algo que no está en mis manos. Cuando empezaron The Last Shadow Puppets, todo el mundo los recibió como el grupo paralelo de Alex Turner [Arctic Monkeys], y nadie tuvo en cuenta a Miles Kane, hasta que ha sacado un disco a su nombre y lo han identificado.

El CD suena como una enciclopedia del pop español de todos los tiempos, empezando por Los Brincos. ¿Estás de acuerdo?
Quería que fuera, sobre todo, variado. Me gustan mucho los discos en los que no tiene nada que ver una canción con otra. Odio los álbumes que están producidos de manera que todo suena igual. Y hay ejemplos muy claros en el pop español que me encantan, como Los Brincos, Los Ángeles, Family, Sr. Chinarro… Pero también me gusta Décima Víctima o Derribos Arias, aunque no se note en el disco. Y lo mismo con la tradición anglosajona: He ido picando de todo un poco.

¿Y Lori Meyers? Lo digo porque, cuando empezaron, siempre se les comparó, precisamente, con Los Brincos.
Me gustan, sobre todo el segundo disco, “Hostal Pimodan”, que era muy continuista con la última época de Los Brincos, en los años setenta. Lo que han hecho posteriormente no me gusta tanto, del mismo modo que no me gustan Vetusta Morla, Love of Lesbian y grupos así. He tratado de hacer un disco de pop tomando como referencia las cosas que he hecho siempre, y ahí caben desde The Byrds hasta Spiritualized o grupos españoles de los setenta y los ochenta.

¿La línea llega hasta Los Planetas?
Sí, claro, siempre me han gustado. No sé si se nota en el disco. Siempre he sido fan, pero también he intentado que no se notara mucho, no los tengo en cuenta a la hora de componer, lo que pasa es que los referentes son muy parecidos a los suyos. Pero no he buscado nasalizar la voz ni hablar de viajes espaciales, que suelen ser las cosas que les identifican.

Tus letras, muy elaboradas, van por otro lado. En el disco hay muchas canciones de amor.
La verdad es que son canciones que he ido escribiendo a lo largo de seis o siete años y, al final, quizá por buscar un elemento de cohesión, casi todas las canciones hablan de amor. Tengo otras, pero me parecía que, para un primer disco, plantear giros narrativos o temáticos podía resultar complicado. Buscaba algo más fresco, conectar con el oyente a nivel emocional, pero eso no quiere decir que no tenga canciones sobre otros temas.

Las canciones parecen, a veces, pequeños ajustes de cuentas. ¿Tienen destinatarios concretos?
Algunas sí. Otras son sumas de quejas.

Y después de tanto amor, cierras con ‘Buenaventura’, una canción sobre Durruti. ¿Y eso?
Es un disco sobre el desencanto, y es una forma de que el desencanto político esté presente. Creo que la gente en el indie no se atreve a hablar de política, es como un tema tabú, que parece destinado a grupos como La Polla Records o El Último Ke Zierre, y que si lo mencionas en el contexto de un grupo con referencias indies parece fuera de lugar, como si no tocara.

¿Puede ser que el indie no hable de política porque es de derechas?
Puede ser, pero no creo que Sr. Chinarro o Los Planetas lo sean. Igual si hablamos de Vetusta Morla o esta gente del sonido Inditex, puede ser que, más que de derechas, no se definan políticamente, o que sean producto de su tiempo, en que la gente joven no está acostumbrada a manifestar un compromiso político público.

Dices que es un disco sobre el desencanto. ¿Un álbum conceptual, entonces?
En cierta manera, creo que sí. No desde el punto de partida, planteándome hacer doce canciones sobre un tema determinado, pero luego sí me he dado cuenta de que la seleccción de temas y el orden en que están colocados pretenden llegar de un punto a otro de una determinada manera.

Comenzasteis grabando en el estudio casero de Marc, sin necesidad de cumplir plazos. ¿Es una ventaja o un inconveniente trabajar sin presión?
Tal y como ha quedado, estoy encantado. La verdad es que nos ha venido bien darnos una tregua, porque hemos podido completarlo y pulirlo. Es un disco muy diferente del que hubiérmos editado si hubiera salido en su momento. ‘Los novios de Bélmez’, por ejemplo, no hubiese estado, mientras que había otras canciones que, con el tiempo, veo claramente menores. Conceptualmente, el disco ha ganado. Ha sido un proceso parecido al de Los Planetas en “Una semana en el motor de un autobús”. Fueron recibiendo negativas del sello hasta que por fin lograron hacer un disco en condiciones.

En vuestro caso, fueron negativas internas, no del sello, ¿no?
Bueno, en nuestro caso el disco se fue retrasando por circunstancias relacionadas con el lanzamiento. Habíamos llegado a un acuerdo mucho tiempo atrás, pero las conversaciones sobre cómo íbamos a trabajar fueron prolongándose en el tiempo, y aprovechando ese lapso, escuchamos mucho el disco y comenzamos a verlo estructuralemente de otro modo, a pulir detalles y a cambiar repertorio.

¿Eso se nota en los arreglos? Pienso en la mandolina de ‘Sin Ministerio’.
Es una guitarra española con delay. Quería que sonara como en “Santos que yo te pinte” [Los Planetas], pero Marc inclinó más la balanza hacia los Flying Burrito Brothers.

Al final, acabaron saliendo otra vez Los Planetas.
Pero no se trata de imitarlos o copiar sus tics, como pueden hacer Radar, por ejemplo. Hay muchos grupos en Valencia a los que no soporto. Me parece muy bien que les gusten Los Planetas, pero mimetizarlos no me interesa. Es lo que hace Velocista con los grupos albaceteños. Esta manera de copiar me da mucha rabia. Hay gente que dice que el disco suena como los de los grupos de los ochenta, y creo que es porque canto sin impostar la voz. Comparto referentes con ellos, pero me daría vergüenza salir a cantar y que lo que hago se pareciera tanto a otra cosa.

¿Cómo fue el proceso de grabación?
He tenido mucha manga ancha. Quedábamos en casa de Marc por la tarde e íbamos canción por canción, eligiendo hasta que tuvimos una primera selección y luego hicimos la criba definitiva. Empezamos grabando con batería sintética, antes de meternos en el estudio y grabar la acústica, y quizá por eso, al final, las canciones seleccionadas son las de ritmos más sencillos. Probablemente, en el segundo disco haga lo contrario, y empecemos a grabar con batería real para poder hacer diferentes cambios de ritmo en la misma canción y buscar cosas más elaboradas. Me daba un poco de miedo escoger las canciones más simples para el primer LP, pero creo que el concepto funciona.

Desde fuera, parece que todo ha ido muy rápido desde que empezaste a tocar en pequeños pubs de Valencia.
Yo también creo que todo ha ido muy rápido, lo que pasa es que como he estado grabando con Marc, en casa, quizá no he percibido esa velocidad. Aunque firmamos el contrato hace poco, nos ficharon hace tiempo, cuando el disco estaba en mitad del proceso de grabación, y desde ese punto de vista, es cierto que no hemos tenido que ir llamando a muchas puertas por ahí. Y como las canciones estaban compuestas desde hacía años, he percibido el paso de tiempo de una manera más relativa. Pero ha sido rápido.

¿Hubo más ofertas, aparte de la de Absolute Beginners?
Alguna, pero la más clara fue la suya. Nos gusta cómo trabajan, y que estuvieran en Valencia era una ventaja, es muy práctico. Los tienes a diez minutos en coche.

¿Qué esperas del disco?
No conozco muy bien el mercado, espero que funcione, al menos, para que la gente sepa de nuestra existencia, que nos permita tocar y grabar otro disco. Y que la crítica no nos reviente mucho.

http://www.efeeme.com/84427/maronda-la-politica-es-un-tema-tabu-en-la-escena-indie/

Etiquetas: ,

26 julio 2011

Entrevista con PARADE


Intentar conocer a alguien en profundidad suele ser difícil, pero Antonio Galvañ, a través de su proyecto musical, PARADE, consigue explicar fácilmente las cosas que se le pasan por la cabeza. El mundo interior de PARADE es enorme y daría para más de una entrevista, así que Antonio hizo el esfuerzo de contestar de la manera más condensada posible a todo aquello que despierta la curiosidad sobre su música, gustos y vida personal.

-Tu último disco se llama “Materia Oscura”. ¿Cómo explicarías este término a un niño para que lo entienda desde tu punto de vista?

Materia oscura es la negrura que hay entre los mundos, lo más siniestro que hay y para mí está referido a sentimientos oscuros. También, está relacionado con sentimientos de violencia contenida y puede ser que en un principio esa fuera la intención del disco.

- ¿Qué tipo de disco querías?

Yo quería un disco muy rápido, eléctrico y que las letras tuvieran mucha muerte. En el disco, a nivel de textos, sí que se ha quedado esa primera intención. La media de un muerto por canción la hemos conseguido y lo que no ha quedado tan oscuro ha sido el envoltorio. Esta vez, la música ha sido más radiante de lo que yo pretendía, pero las canciones me han llevado a eso.

- El hecho de ser profesor de música ¿de qué manera te afecta a la hora de componer?

Algunas veces en alguna letra sí que puedo reflejar cosas que veo en clase, pero intento separar un poco lo que es mi profesión de lo que es mi “hobby”, porque soy un músico totalmente amateur. Entonces, si estoy con niños toda la semana algo se queda, pero intento no juntarlo.

- ¿Y cómo está siendo el proceso de que PARADE se integre como grupo y ya no estés tú solo?

Yo siempre he estado tocando con gente y en realidad, el núcleo hemos sido mi hermano Jesús y yo. En cambio, desde hace un par de años ha entrado Eduardo que toca la guitarra y también ha entrado Eva que canta, aunque hoy por motivos de enfermedad no ha podido venir.

Sí que hemos conseguido estar agusto, porque somos amigos. Es decir, compartimos los mismos gustos y vemos las cosas de una determinada manera. Así que aunque no tocaran bien los tendría a mi lado, pero es que encima tocan bien.

- El disco comienza con un fragmento de una pieza de Chopin, que da paso a No más rokanrol, ¿crees que la música clásica está infravalorada por géneros musicales como el pop o el rock?

Bueno, la razón de que se pusiera esa música en concreto es porque a mí me dio clases de piano mi abuelo y la Heroica de Chopin era una canción que siempre quería tocar, aunque al final no lo consiguió del todo. Esto ha sido una especie de “va por ti”. A mí no me parece que la música clásica esté infravalorada, simplemente que siempre que se ha intentado juntar música clásica y música pop ha salido una cosa horrible.

La música pop es una cosa muy directa, nada pensada, totalmente visceral y la música clásica es algo mil veces más reposado, por lo que son dos géneros diferentes que mejor que no se mezclen.

- Haciendo referencia a la canción Bela y Boris, amor a la inversa, si tuvieras la oportunidad de cenar con Bela Lugosi o Boris Karloff ¿a quien elegirías?

Mi preferido es Boris Karloff, porque para mí tiene muchos más registros y es mejor actor. Boris hizo de todo, pero la figura trágica que ha transcendido ha sido la de Bela Lugosi. Sobre todo, por la película de Tim Burton, pero yo claramente cenaría con Boris y que me contara cosas del Frankestein.

- ¿Cuál es tu personaje de ciencia-ficción favorito?

Bueno, pues hay una persona a la cual la última canción del disco va dedicada a ella, que aparece en un relato de Kim Stanley Robinson, que tiene una trilogía de libros titulados Marte Rojo,Marte Verde y Marte Azul. Esta serie trata sobre la colonización de Marte y hay una bióloga que es ecologista de la tierra que va a Marte, porque le gusta Marte como es y los demás van para cambiarlo para que pueda vivir la gente allí. Entonces, a mí ese personaje me pareció totalmente maravilloso porque siempre pierde y no tiene más remedio que recurrir a la violencia, la guerra de guerrillas, porque no encuentra otra solución para convencer a los demás de que Marte es precioso así.

- Abordando tu papel dentro de la escena independiente ¿cómo te tomas que en España seas considerado una especie de genio pop?

Eso de que me consideren un genio son chorradas. Yo hago la música que hago, porque estoy haciendo música desde los trece años y si a los cuarenta y cuatro no hago buenas canciones, es que algo falla. He hecho de todo y en realidad, yo soy un artesano.

Me parece genial que hablen bien de mí porque me gusta más una buena crítica que una mala crítica. Pasando de exageraciones, lo que estamos consiguiendo es intentar llegar al máximo número posible de personas sin tener que traicionar nuestras coordenadas que son la música pop, sintetizadores, la tecnología y usar textos que son de ciencia-ficción o fantasía.

- ¿Crees que actualmente existe una saturación de grupos españoles que hacen pop facilón de estribillos pegadizos y letras ingeniosas?

Yo pienso que sí que hubo una especie de auge de este estilo por así llamarlo, pero más bien entre el 2002 o 2003 que salieron grupos tan interesantes como La Casa Azul, La Cola Jet Set o Los Fresones Rebeldes y todo eso. Eso era la punta del iceberg, es decir, los grupos más buenos que han sobrevivido y ahora lo que está habiendo es como un “remember” de todo eso que pasó hace casi diez años. Además, creo que lo que se tuvo que decir entonces ya se dijo y esa gente sigue siendo para mí lo mejor. A mí me da que ahora la gente esta más por el folk tipo Fleet Foxes y hay un sentimiento como de que todos somos hippies otra vez.

- Entre diversas colaboraciones en las que has participado, destaca el álbum debut de los pamploneses Ginkas. ¿Qué crees que les hace diferentes o especialescomo grupo nuevo?

Yo pienso que recogen la tradición de Spicnic que es rock and roll, letras ingeniosas y la verdad que yo hago apología total porque es mi disco favorito de este año. Me recuerdan un poquito a todo ese espíritu Spicnic que por desgracia ya la discográfica acabó y ha renacido un poco con ellos. Además, no tienen nada que ver con algunos otros grupos que a nivel de letras o nivel de actitud hacen otras cosas.

- Y si tuvieras que elegir a un grupo para que actuara en un museo ¿cuál sería?

Hace poco tuve la suerte de ver a The Raveonettes y son tremendos, a parte de que llevan una puesta de escena que pegaría muchísimo en un museo. De hecho, tocaron en el Auditorio de Murcia que quedó super bien el contraste de ellos con la sala.

- Con relación a la reciente polémica que se ha desatado en la SGAE, ¿qué te parece el posible caso de corrupción que hay detrás?

La verdad es que no sé opinar todavía, porque yo no sé lo que han hecho con tanto dinero que están recibiendo e igual lo han utilizado mal, pero no puedo posicionarme del todo hasta que la cosa se resuelva. Y si son chorizos, a la cárcel.

- ¿Consideras que es una figura necesaria o su funcionamiento está mal planteado desde el principio?

En mi opinión los derechos de autor tienen que ser reconocidos, pero hay que sentarse y pensar cómo es posible que una sociedad que protege los derechos de los autores haya tenido o tenga tan mala imagen. Además, creo que es algo que se puede hacer de una manera inteligente, sin tener que irritar constantemente.

- Para finalizar, ¿cuál es el futuro de PARADE?

En este momento, lo que estoy haciendo son canciones de amor. En septiembre vamos a sacar un single con Havalina en una pequeña colección que han sacado de canciones de amor y lo han sacado en singles de vinilo, así que ese es mi futuro más próximo.

Elena Echave

Etiquetas: , ,

18 julio 2011

Crónica concierto PARADE: "ESPACIOS DE RITMOS SIDERALES"


ESPACIOS DE RITMOS SIDERALES


La temporada de verano de "Al Caer la noche" sacó el equipo de sonido al aire libre para disfrutar de un artista ecléctico y poco conocido entre el gran público. PARADE, alter ego de Antonio Galvañ acompañado por teclados y guitarra puso sobre el ambiente y el césped artificial del suelo toda su fantasía musical.


Ese césped sobre el que el público reposaba servía de marco perfecto para los visuales proyectados sobre la pared de fondo del Artium, que alternaban imágenes de canción en canción, entretenían y dotaban de dramatismo las trágicas melodías de Materia Oscura, el último disco del yeclano.


Clásicos de serie B, películas de culto que todo el mundo identifica desde el primer fotograma y hasta rarezas visuales, resultaron un complemento perfecto para el espectáculo. Este plus visual supuso un aliciente para unir la música con el cine de una manera muy peculiar y acertada. La unión de disciplinas artísticas es algo por lo que en el Artium se suele apostar mucho, así que todo iba en sintonía.


Antonio, aparte de ser un buen compositor consiguió trasladar a los presentes a su mundo personal cargado de canciones que estimulan la mente, sobre todo debido a sus múltiple referencias culturales. Así se pudo viajar a realidades paralelas como las de Reunión en Insmouth, Béla y Boris o Atari Awking. También se viajó al espacio con Todas las estrellas, Asteroide o El dolor del espacio.


Pese a que el tipo de espectáculo ofrecido fuera algo que se alejaba de lo común, el mayor logro fue que las rarezas y genialidades de PARADE atrajeron a gente de todo tipo y condición.


Elena Echave


Etiquetas: , ,

Crónica concierto NUDOZURDO: "EL RUIDO COMO TERAPIA DE CHOQUE"


EL RUIDO COMO TERAPIA DE CHOQUE



Fin de semana de junio en el que nadie se iba a poder aburrir en Vitoria, aunque lo pretendiera. Por unos días, aparte de capital de Euskadi y Verde, también se transformó en capital del Rock, por décimo año consecutivo, gracias al Azkena Rock Festival. Y por si la oferta musical sabía a poco, Art+sound presentó al cuarteto madrileño Nudozurdo que llegó con su tercer disco bajo el brazo. Ruido hay por todas partes, pero muy pocas veces se convierte en arte como el que Nudozurdo hizo en el marco del Artium. Pocos grupos aprovechan musicalmente un concierto como lo hicieron ellos. Consiguieron alargar las canciones con delicadeza y garra, empleando incluso más de ocho minutos improvisando a partir de sus temas.


Guitarras pesadas, letras grasientas y dolorosas entrelazadas a la perfección con grandes dosis de distorsión, junto a la quebrantable voz de Leo Mateos. Una a una las canciones de sobre todo el segundo (Sintética) y el último álbum (Tara motor hembra) se clavaban como puñales en el interior del público.


El recital de Nudozurdo no consistió en interpretar anodinamente sus temas, sino que el objetivo fue desmenuzar a base de emoción e improvisación temas como Prometo hacerte daño o Prueba/Error. Los sentimientos que hay dentro de este disco evidencian dolor, sufrimiento y un regreso a los instintos humanos más básicos, quizás por eso este grupo solo se entiende con ese ruido de fondo.


Tal y como Leo expresó en la entrevista unos minutos antes de saltar a escena "este disco es difícil plasmarlo en directo", pero si para ellos representaba un reto ponerse delante del escenario con su material, bajo las paredes del museo lo hicieron con soltura y sin miedo atrapando a los allí presentes.

Elena Echave




Etiquetas: , ,

06 julio 2011

Vídeo - Entrevista con NUDOZURDO

Etiquetas: , ,

Entrevista con NUDOZURDO

ENTREVISTA NUDOZURDO

Por Elena Echave

La banda madrileña Nudozurdo recaló en Vitoria presentando su tercer disco “Tara motor hembra”. Leo Mateos, voz, guitarra y alma máter del grupo desgranó pequeños detalles del álbum, de sus sentimientos y opiniones políticas.

- “Tara motor hembra” abduce y absorbe ¿habéis entrado en trance alguna vez interpretando las canciones?

- En trance en concreto, no lo sé... Me lo he pasado muy bien tocando las canciones.

- ¿Cuesta mucho trabajo dominar en directo un disco tan elaborado y profundo como este?

- Si, es más complicado, porque es un disco más de estudio con respecto al anterior y llevarlo al directo es más difícil. Hay más voces dobladas, hay más instrumentos doblados y cuando lo hemos llevado al directo hemos tenido como que reprocesar determinadas canciones para que funcionaran.

- ¿Y si añadimos los cambios en la formación ¿estos han afectado mucho a la concepción del álbum?

- Definitivamente, tanto Meta como César, Josechu o Jorge han aportado su punto de vista a los temas. De hecho, muchos de ellos no son ni siquiera temas míos, sino que son temas que han nacido de improvisaciones en el local y cada uno ha aportado su manera de ver la canción.

- ¿Cómo se puede mantener una línea estable musical con cambios y dificultades?

- La verdad es que es un pequeño milagro. Actualmente, todas las bandas están en un punto sin retorno en muchos aspectos, sobre todo cuando es muy difícil mantenerte y vivir de la música. Entonces, esto no se entiende si no hay muchísima pasión por la música.

- Al escuchar este último álbum destaca la presencia imponente de la distorsión ¿habéis llegado a ello a conciencia o por defecto?

- Hemos llegado a ella a conciencia, entre otras cosas porque Cesar nuestro nuevo guitarrista es muy fan de las distorsiones y a mi también me ha apetecido hacer más ruido del habitual. Además, en directo es una meta que explotamos mucho más que en el disco.

- ¿Ha tenido que ver con lo que habéis estado escuchando?

- Imagino que si. La distorsión está en los discos, esta en la vida, así que pienso que en todos los lados.

- Hay momentos en los que parece que la letra y la música se están peleando por ganar terreno ¿ cómo equilibráis la importancia de una y otra?

- No tengo ni idea, es algo muy intuitivo. Al hacer canciones te guías por intuiciones, gustos e intentas que la canción fluya de alguna manera y se dirija a si misma.

- Vuestras letras pueden llegar a hacer mucho daño ¿las consideráis autodestructivas o ese dolor cura y normaliza las heridas abiertas?

- No me gusta pensar que son canciones destructivas, la verdad. De hecho, me gusta pensar que son canciones para destruir cosas negativas dentro de uno. En ese sentido, si que buscan de alguna manera liberarse de uno mismo. Y ni siquiera tiene por que tratarse de heridas, puede sonar muy típico, pero a través de las canciones puedes llegar a conocerte a ti mismo y se trata un poco de saber que esta pasando por dentro.

- ¿Y qué sientes cuando interpretas una y otra vez canciones que para ti han significado algo en determinados momentos de tu vida?

- A veces nada, esto es una profesión y corres el riesgo de que te suceda eso, aunque debes intentar que no sea así, sucede.

- Pensando en el futuro, habéis adelantado que el próximo álbum queréis que sea para bailar ¿por qué este deseo de cambio de rumbo?

- Siempre queremos romper con lo anterior, nos gusta distanciarnos de eso, porque acabamos un poco saturados. Tu te puedes poner un disco en tu casa, escucharlo un número determinado de veces, pero el músico desde que lo compone hasta que lo graba, lo mezcla, lo masteriza, sale por ahí y lo toca; el grado de saturación de ese tema es enorme. Yo, personalmente quiero separarlos y destruirlos para volver a revivirlos. Por eso con el nuevo disco me gustaría hacer algo diferente, últimamente estamos escuchando música electrónica y simplemente apetece. En realidad la frase “para bailar” fue una manera de salir del paso. Estamos hablando de música más primitiva, no tiene por qué ser electrónica. Aunque, yo me he comprado un par de sintes, por lo que me imagino que por ahí irán los tiros.

- Abordando política y actualidad, a través de las redes sociales os habéis mantenido muy activos a favor del 15M ¿qué opinión os merece el rumbo que está tomando el movimiento?

- A mi lo que más me gusta del 15M es que es un movimiento transversal, es decir, que en si mismo está autogestionado y vertebrado. Entonces, cada uno puede tener su opinión que es muy válida y me parece interesantísima la manera de trabajar que tiene el movimiento en si. Y obviamente, creo que desde hace tiempo se está pidiendo a gritos un cambio de aquellos que nos gobiernan. Me parece muy triste la gran distancia que existe entre los gobernantes y el ciudadano.

Etiquetas: , ,