art+sound-artium

Información acerca de los conciertos mensuales, Art+sound, en el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo ARTIUM

26 julio 2011

Entrevista con PARADE


Intentar conocer a alguien en profundidad suele ser difícil, pero Antonio Galvañ, a través de su proyecto musical, PARADE, consigue explicar fácilmente las cosas que se le pasan por la cabeza. El mundo interior de PARADE es enorme y daría para más de una entrevista, así que Antonio hizo el esfuerzo de contestar de la manera más condensada posible a todo aquello que despierta la curiosidad sobre su música, gustos y vida personal.

-Tu último disco se llama “Materia Oscura”. ¿Cómo explicarías este término a un niño para que lo entienda desde tu punto de vista?

Materia oscura es la negrura que hay entre los mundos, lo más siniestro que hay y para mí está referido a sentimientos oscuros. También, está relacionado con sentimientos de violencia contenida y puede ser que en un principio esa fuera la intención del disco.

- ¿Qué tipo de disco querías?

Yo quería un disco muy rápido, eléctrico y que las letras tuvieran mucha muerte. En el disco, a nivel de textos, sí que se ha quedado esa primera intención. La media de un muerto por canción la hemos conseguido y lo que no ha quedado tan oscuro ha sido el envoltorio. Esta vez, la música ha sido más radiante de lo que yo pretendía, pero las canciones me han llevado a eso.

- El hecho de ser profesor de música ¿de qué manera te afecta a la hora de componer?

Algunas veces en alguna letra sí que puedo reflejar cosas que veo en clase, pero intento separar un poco lo que es mi profesión de lo que es mi “hobby”, porque soy un músico totalmente amateur. Entonces, si estoy con niños toda la semana algo se queda, pero intento no juntarlo.

- ¿Y cómo está siendo el proceso de que PARADE se integre como grupo y ya no estés tú solo?

Yo siempre he estado tocando con gente y en realidad, el núcleo hemos sido mi hermano Jesús y yo. En cambio, desde hace un par de años ha entrado Eduardo que toca la guitarra y también ha entrado Eva que canta, aunque hoy por motivos de enfermedad no ha podido venir.

Sí que hemos conseguido estar agusto, porque somos amigos. Es decir, compartimos los mismos gustos y vemos las cosas de una determinada manera. Así que aunque no tocaran bien los tendría a mi lado, pero es que encima tocan bien.

- El disco comienza con un fragmento de una pieza de Chopin, que da paso a No más rokanrol, ¿crees que la música clásica está infravalorada por géneros musicales como el pop o el rock?

Bueno, la razón de que se pusiera esa música en concreto es porque a mí me dio clases de piano mi abuelo y la Heroica de Chopin era una canción que siempre quería tocar, aunque al final no lo consiguió del todo. Esto ha sido una especie de “va por ti”. A mí no me parece que la música clásica esté infravalorada, simplemente que siempre que se ha intentado juntar música clásica y música pop ha salido una cosa horrible.

La música pop es una cosa muy directa, nada pensada, totalmente visceral y la música clásica es algo mil veces más reposado, por lo que son dos géneros diferentes que mejor que no se mezclen.

- Haciendo referencia a la canción Bela y Boris, amor a la inversa, si tuvieras la oportunidad de cenar con Bela Lugosi o Boris Karloff ¿a quien elegirías?

Mi preferido es Boris Karloff, porque para mí tiene muchos más registros y es mejor actor. Boris hizo de todo, pero la figura trágica que ha transcendido ha sido la de Bela Lugosi. Sobre todo, por la película de Tim Burton, pero yo claramente cenaría con Boris y que me contara cosas del Frankestein.

- ¿Cuál es tu personaje de ciencia-ficción favorito?

Bueno, pues hay una persona a la cual la última canción del disco va dedicada a ella, que aparece en un relato de Kim Stanley Robinson, que tiene una trilogía de libros titulados Marte Rojo,Marte Verde y Marte Azul. Esta serie trata sobre la colonización de Marte y hay una bióloga que es ecologista de la tierra que va a Marte, porque le gusta Marte como es y los demás van para cambiarlo para que pueda vivir la gente allí. Entonces, a mí ese personaje me pareció totalmente maravilloso porque siempre pierde y no tiene más remedio que recurrir a la violencia, la guerra de guerrillas, porque no encuentra otra solución para convencer a los demás de que Marte es precioso así.

- Abordando tu papel dentro de la escena independiente ¿cómo te tomas que en España seas considerado una especie de genio pop?

Eso de que me consideren un genio son chorradas. Yo hago la música que hago, porque estoy haciendo música desde los trece años y si a los cuarenta y cuatro no hago buenas canciones, es que algo falla. He hecho de todo y en realidad, yo soy un artesano.

Me parece genial que hablen bien de mí porque me gusta más una buena crítica que una mala crítica. Pasando de exageraciones, lo que estamos consiguiendo es intentar llegar al máximo número posible de personas sin tener que traicionar nuestras coordenadas que son la música pop, sintetizadores, la tecnología y usar textos que son de ciencia-ficción o fantasía.

- ¿Crees que actualmente existe una saturación de grupos españoles que hacen pop facilón de estribillos pegadizos y letras ingeniosas?

Yo pienso que sí que hubo una especie de auge de este estilo por así llamarlo, pero más bien entre el 2002 o 2003 que salieron grupos tan interesantes como La Casa Azul, La Cola Jet Set o Los Fresones Rebeldes y todo eso. Eso era la punta del iceberg, es decir, los grupos más buenos que han sobrevivido y ahora lo que está habiendo es como un “remember” de todo eso que pasó hace casi diez años. Además, creo que lo que se tuvo que decir entonces ya se dijo y esa gente sigue siendo para mí lo mejor. A mí me da que ahora la gente esta más por el folk tipo Fleet Foxes y hay un sentimiento como de que todos somos hippies otra vez.

- Entre diversas colaboraciones en las que has participado, destaca el álbum debut de los pamploneses Ginkas. ¿Qué crees que les hace diferentes o especialescomo grupo nuevo?

Yo pienso que recogen la tradición de Spicnic que es rock and roll, letras ingeniosas y la verdad que yo hago apología total porque es mi disco favorito de este año. Me recuerdan un poquito a todo ese espíritu Spicnic que por desgracia ya la discográfica acabó y ha renacido un poco con ellos. Además, no tienen nada que ver con algunos otros grupos que a nivel de letras o nivel de actitud hacen otras cosas.

- Y si tuvieras que elegir a un grupo para que actuara en un museo ¿cuál sería?

Hace poco tuve la suerte de ver a The Raveonettes y son tremendos, a parte de que llevan una puesta de escena que pegaría muchísimo en un museo. De hecho, tocaron en el Auditorio de Murcia que quedó super bien el contraste de ellos con la sala.

- Con relación a la reciente polémica que se ha desatado en la SGAE, ¿qué te parece el posible caso de corrupción que hay detrás?

La verdad es que no sé opinar todavía, porque yo no sé lo que han hecho con tanto dinero que están recibiendo e igual lo han utilizado mal, pero no puedo posicionarme del todo hasta que la cosa se resuelva. Y si son chorizos, a la cárcel.

- ¿Consideras que es una figura necesaria o su funcionamiento está mal planteado desde el principio?

En mi opinión los derechos de autor tienen que ser reconocidos, pero hay que sentarse y pensar cómo es posible que una sociedad que protege los derechos de los autores haya tenido o tenga tan mala imagen. Además, creo que es algo que se puede hacer de una manera inteligente, sin tener que irritar constantemente.

- Para finalizar, ¿cuál es el futuro de PARADE?

En este momento, lo que estoy haciendo son canciones de amor. En septiembre vamos a sacar un single con Havalina en una pequeña colección que han sacado de canciones de amor y lo han sacado en singles de vinilo, así que ese es mi futuro más próximo.

Elena Echave

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal